Artículo

[Tiendas online]

Cómo montar una tienda online desde cero

Todo lo que tienes que hacer si quieres apostar con éxito por un negocio de este tipo.

La pandemia del coronavirus ha generado diversas consecuencias devastadoras, pero también algunas esperanzadoras, como la tendencia al autoempleo a través de emprendimientos que apuestan por el ecommerce y, con ello, evitan los grandes desembolsos de dinero propios de los negocios físicos.

De ser tu caso, lo primero es que dispongas del tiempo y la dedicación necesarios para conseguir que tu iniciativa funcione, y elegir qué productos o servicios quieres vender. Luego lleva a cabo las siguientes acciones (no necesariamente en este orden):

1. Crea tu propio dominio. Es decir, tu escaparate digital. Al adquirirlo, lo registras a tu nombre, lo que significa que es de tu propiedad. Un dominio está conformado por un nombre y una extensión (ambos identificarán a tu marca en Internet). Se compra en un registrador de dominios (hay muchos y de todos los precios).

2.  Elige una plataforma eficaz de comercio electrónico. El funcionamiento de tu negocio depende de ello. Opta por un sitio fiable, práctico, que esté presente cuando lo necesites y que reúna todo lo que requieras para comercializar tus productos. El feedback que puedas obtener de otros usuarios de la plataforma es un indicador a tener en cuenta.   

3. Monta tu tienda. Sube a ella los productos o servicios que ofreces. No te preocupes, puedes hacerlo de a pocos en caso el volumen fuera grande. De hecho, subirlos progresivamente también supone una buena estrategia para mantenerse actualizado en Google y escalar puestos en sus resultados de búsqueda. En paralelo, no olvides diseñar una portada para tu tienda; sea con imágenes propias o de un banco gratuito, cerciórate de que tengan la calidad óptima para lucirse adecuadamente.

4. Organiza tu logística. Cómo enviar tus productos y pedidos es un aspecto fundamental. La prontitud de entrega y los bajos costos son las llaves del éxito en este apartado, en el que los servicios de mensajería express suelen ser los más populares. Otro punto a tener en cuenta es si tu plataforma de ecommerce tiene la logística integrada; esto es, si puedes gestionar los pedidos desde la administración de la propia tienda online. Conviene: representa un gran ahorro de dinero y tiempo.                 

5. Cobra a tus usuarios. Es un paso imprescindible, sin duda. Por lo general, se recomienda disponer de diversos métodos de pago, pero no hay por qué abusar. Las opciones más habituales estarán bien; sean offline: transferencias o contra reembolso; u online: Paypal, TPV virtual (vía tarjetas de débito o crédito), etc.    

Compartir:
logo movistar

Que nada te quite la oportunidad de aumentar tus ventas digitales

logo marketon
logo marketon