Artículo

[Marketing Digital]

Crear un logotipo, paso a paso

¿Qué características debe tener? ¿Qué etapas resultan esenciales antes de trasladarlo a la realidad?

El logotipo es una pieza clave para toda marca; no por gusto es la representación visual que la representa. Puedes elaborarlo in-house o mediante un proveedor externo, pero antes de hacerlo es esencial que tengas claro lo que buscas transmitir a través de él y de qué manera lograrlo.

Un buen logotipo debe ser simple (incluir un máximo de tres colores y formas no muy recargadas), específico (orientado a tu público objetivo, tu nicho de mercado y los valores de tu negocio), versátil (debe adaptarse a formatos diversos), atemporal (evita apostar por características de modas pasajeras) y memorable (¿de qué sirve todo lo anterior si tus usuarios no consiguen recordar tu logotipo?).

Con estos criterios en mente, es momento de realizar una investigación previa para saber qué quieres representar. Hazte las siguientes preguntas: ¿Qué rasgos definen a tu empresa y a tus clientes? ¿Cuál es tu identidad corporativa? ¿Qué preferencias de estilo tienes? ¿Con qué presupuesto cuentas?  

Como complemento, resulta útil analizar los logotipos de la competencia y los principales elementos de su identidad visual (tipografía, colores, etc.); y logotipos que sencillamente te inspiren (¿por qué te inspiran?), aunque no guarden relación con el rubro de tu negocio. En esta etapa, la lluvia de ideas puede fluir: todo suma.

Después, toca filtrar estas ideas: es tiempo de desarrollar los primeros bocetos en base a lo que más te haya convencido y se adapte a tu marca. Una vez elegido el definitivo, hay que convertirlo en una imagen digital (Photoshop e Illustrator pueden servir de ayuda). A estas alturas, ya debes saber qué colores quieres para tu logotipo. Ojo, no siempre los tonos llamativos son la mejor elección; en ocasiones, un logo monocromático funciona. Si gustas, antes de tomar una decisión, puedes investigar acerca de la psicología del color: cada tono es capaz de transmitir una idea diferente.    

Llegado este punto, toca hacer llegar la propuesta a los responsables de la aprobación final (en caso no dependiera enteramente de ti) e introducir los cambios y retoques finales.  

Por último, hay que asegurarse de que la propuesta definitiva pueda adaptarse, y aplicarse, a todos los formatos en los que estará presente tu logo (desde la fachada de un edificio hasta la pantalla de un celular). Es hora de que todo el mundo lo vea. 

Compartir:
logo movistar

Que nada te quite la oportunidad de aumentar tus ventas digitales

logo marketon
logo marketon