Artículo

[Tiendas online]

Cómo rediseñar tu web sin perder posicionamiento SEO

El rediseño, a grandes rasgos, implica tres etapas: prelanzamiento, lanzamiento y poslanzamiento.

Lo primero que hay que considerar es cuándo y por qué resulta necesario que rediseñes tu sitio web. Los principales motivos para tomar esta decisión obedecen a que su diseño ya es obsoleto, no es responsive (no se adapta al formato de los smartphones), tu empresa ha experimentado un cambio de imagen, quieres mejorar la experiencia del usuario, buscas añadir nuevos contenidos o necesitas corregir temas de programación y mala estructura.

Una vez decidido a hacerlo, necesitarás:

  • Reactivar tus fuentes de tráfico web y monitorearlo luego de la migración.
  • Saber de qué enlaces dispones y cómo pretendes conservarlos o actualizarlos.
  • Conocer qué contenidos te han generado buen tráfico y posicionamiento, y cuáles no, para ajustarlos en el rediseño.
  • Colocar algunas redirecciones 301 para que Google identifique más fácilmente qué URL has eliminado o migrado a otra dirección.

El rediseño, a grandes rasgos, implica tres etapas: prelanzamiento, lanzamiento y poslanzamiento.

En el prelanzamiento debes considerar cuatro pasos:

  1. Análisis de tráfico de cada página de tu sitio.
  2. Priorizar las URL con mejores resultados de tráfico y posicionamiento, y eliminar aquellas innecesarias.
  3. Clasificar los enlaces entrantes de cada URL (backlinks), según su calidad y el tráfico que generan.
  4. Tener en cuenta el enlazado actual de tu website (interno y externo).

Luego de este análisis, ya en la etapa de lanzamiento, considera los siguientes factores:

  1. Que las redirecciones funcionen.
  2. Que las descripciones meta, palabras clave y títulos coincidan con el contenido.  
  3. Que las nuevas URL sean cortas y amigables.
  4. Que todo funcione bien desde los navegadores y dispositivos que utiliza tu público objetivo para acceder a tu web.

Mientras llevas a cabo estas modificaciones y las validas, esconde de los buscadores la nueva versión de tu site utilizando robots.txt. Google puede penalizarlo si encuentra que estás duplicando contenido.

En la etapa de poslanzamiento, finalmente, monitorea que tu nuevo sitio web funcione de manera óptima. Revisa las métricas, que no existan páginas duplicadas, posibles errores en las redirecciones… Google Analytics puede servirte para ello.

Lo recomendable es que efectúes las mejoras paulatinamente, a menos que tengas la urgencia de hacerlo (a causa de una arquitectura web muy mala, por ejemplo). Un rediseño inteligente siempre fomenta un efecto positivo, más tráfico web y mejor SEO.    

Compartir:
logo movistar

Que nada te quite la oportunidad de aumentar tus ventas digitales

logo marketon
logo marketon