Artículo

[Marketing Digital]

Marketing y memoria

El clásico “¿te acuerdas de…?”, al referirse a un producto, lleva a extrañar sus cualidades y genera el deseo de volver a disfrutarlo.

El poder de los recuerdos de infancia.

Para las marcas y sus estrategias de marketing son claves los recuerdos de infancia de sus usuarios y potenciales consumidores. Sobre todo, en lo que respecta al lazo emocional que buscan entablar con ellos. Es indiscutible que las llamadas lovemarks no solo se pueden heredar de generación en generación, sino también hacerse extrañar. Sucede, por ejemplo, con los hinchajes por determinados equipos deportivos; o a la hora de mantenerse fiel a una bebida gaseosa o espirituosa en concreto por relacionarla con las reuniones que juntaban a toda la familia.

Apelar a la nostalgia suele ser, pues, un efectivo encendedor marquetero, más aún en los tiempos que corren, cuando la inestabilidad reina y los recuerdos de infancia se presentan como un compendio de épocas mejores. Así, las marcas que recurren a la nostalgia como ingrediente mágico funcionan como el activador mediante el cual los usuarios buscan revivir los placeres de la niñez.      

Un reciente estudio difundido por la International Journal of Business Innovation and Research analizó el engagement con las marcas y el reconocimiento que tienen de ellas los consumidores entre los 21 y los 45 años, a partir de diversos elementos relacionados a la memoria. En síntesis, la investigación concluyó que las decisiones tomadas en la edad adulta sobre la compra de ciertos bienes de consumo son influidas por los recuerdos de infancia. Además, destacó que, durante la edad adulta, existen factores que activan estos recuerdos asociados a marcas específicas (más entre las mujeres que los hombres, según el estudio). Por ejemplo, ocurre cuando interactuamos con amigos de muchos años o familiares y traemos a colación vivencias del pasado. El clásico “¿te acuerdas de…?”, al referirse a un producto, lleva a extrañar sus cualidades y, cómo no, genera el deseo de volver a disfrutarlo, sea el mismo o un equivalente.

En líneas generales, cuanto más intenso y fuerte fue el vínculo que tuvimos con determinada marca o producto, más intensa será la carga emocional que experimentaremos de adultos en relación a ellos, y más potente será el deseo de consumirlos.     

Compartir:
logo movistar

Que nada te quite la oportunidad de aumentar tus ventas digitales

logo marketon
logo marketon